Calderas de gas condensación

Calderas de condensación

¡Los mejores precios en calderas de gas condensación! En AhorraClima tenemos un equipo de profesionales que te ayudaran a encontrar la caldera que necesitas al mejor precio. Transporte Gratis a Península y Baleares. Fácil acceso a Financiación. Entrega en 24-72h.  Las calderas de condensación son un tipo de caldera que va mucho más allá de las ...

Calderas de condensación

¡Los mejores precios en calderas de gas condensación! En AhorraClima tenemos un equipo de profesionales que te ayudaran a encontrar la caldera que necesitas al mejor precio. Transporte Gratis a Península y Baleares. Fácil acceso a Financiación. Entrega en 24-72h.  Las calderas de condensación son un tipo de caldera que va mucho más allá de las calderas de gas convencionales. Estamos hablando de un tipo de tecnología que nos permite conseguir un rendimiento único a la hora de climatizar espacios, cuyo impacto en el medio ambiente es ajustado, y con un consumo de gas mucho más reducido, en comparación otros sistemas.

¿Qué es una caldera de gas condensación?

Las calderas de condensación son un tipo de caldera que va mucho más allá de las calderas de gas convencionales. Estamos hablando de un tipo de tecnología que nos permite conseguir un rendimiento único a la hora de climatizar espacios, cuyo impacto en el medio ambiente es ajustado, y con un consumo de gas mucho más reducido, en comparación otros sistemas.

Podemos encontrar una definición muy acertada según la Directiva de rendimientos 92/42/CE con el apoyo del Real Decreto 275/1995; ahí nos indica cuando se puede considerar que una caldera es de condensación. Es concreto, es cuando tenemos delante un aparato que puede condesar una gran parte de los vapores del agua que se encuentran en los gases de la combustión.

Su principal característica es su capacidad de para aprovechar la mayor parte del calor que se desecha en forma de vapor. Se calcula que puede consumir entre un 15-30% menos que otro tipo de caldera.

Con independencia de que se quiera integrar en un sistema de instalación de radiadores, o si se quiere utilizar para climatizar un suelo radiante, en cualquier situación podremos conseguir un característico ahorro que se notará de verdad en la factura del gas.

Ver más

Hay 110 productos.

Filtros activos

 

 

LOS CLIENTES QUE COMPRAN CALDERS DE CONDENSACIÓN TAMBIÉN BUSCAN 

 

 

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE CALDERAS DE GAS DE CONDENSACIÓN

 

 

¿Cómo elegir una caldera de gas?

¿Estás pensando comprar una caldera de gas condensación? Entonces estás en el lugar indicado.

Ahorraclima es una de las tiendas online referentes en la venta de equipos de calefacción y climatización, entre ellos, uno de los productos estrella son las Calderas de Gas Condensación.

 

¿Cómo funciona una caldera de condensación?

 
             Caldera gas condensacion

Cómo ya hemos comentado, las calderas de gas de condensación utilizan lo último de lo último en relación a tecnología para aprovechar el calor de la condensación que se encuentra en el humo que se genera tras la combustión.

Las calderas de gas que no son de condensación, una parte muy importante del calor se perderá a través del humo; y esto hace que se obtenga una temperatura excesiva de los productos de combustión (que, incluso, podría llegar a alcanzar los 120ºC).

Además, también contribuyen a reducir las emisiones de NOx (óxido de nitrógeno) y de CO2 (dióxido de carbono) en torno a un 70%.

El funcionamiento de estas calderas se basa en un proceso conocido como condensación: se refiere a un cambio de fase en el que un determinado vapor (estado gaseoso) terminará pasando a estado líquido. Cuando se produce este cambio de estado, se crea una gran cantidad de energía, que es lo que se describe como calor latente.

El cambio de gas a líquido estará supeditado a ciertos factores, como puede ser a alcanzar una determinada temperatura y una cierta presión.

Hay dos conceptos que se deben tener en cuenta para entender cómo funcionan las calderas de condensación: PCI (Poder Calorífico Inferior) y PCS (Poder Calorífico Superior).

  • PCI: Podemos definir el “Poder Calorífico inferior” como aquella cantidad de calor que se producirá en base a una determinada cantidad de combustible (este combustible puede estar en estado líquido, gas o sólido).
  • PCS: por otra parte, el “Poder Calorífico Superior” entraña un determinado % de energía que se añade en forma de calor al proceso de condensación, y que recibirá el nombre de calor latente.

Una caldera de condensación recibe este nombre debido a que, para producir el calor que necesita para climatizar el espacio, requiere de usar el PCI por parte de un combustible, además de su PCS.

Si conocemos el valor del PCI de la caldera de condensación, podremos conocer el rendimiento que tiene la caldera.

¿Cómo elegir una caldera de condensación?

Para elegir una caldera de gas condensación debemos mirar lo siguiente:

- ¿Caldera mixta o solo calefacción?
- Potencia de la caldera
- Caudal del agua caliente
- Eficiencia energética
- Otras características

¿Caldera mixta o solo calefacción?

La primera distinción que debemos hacer es según si necesitamos agua caliente sanitaria y calefacción o solo calefacción. Aunque lo más común y eficiente es que la caldera haga ambas funciones.

Si disponemos de un termo eléctrico y solo necesitaremos la caldera de gas para la calefacción por radiadores o suelo radiante.

Potencia de caldera de gas

La caldera mixta cuenta con 2 potencias: una para la calefacción y otra para el agua caliente sanitaria (ACS). La potencia del ACS suele ser mayor para proporcionar una mayor rapidez y confort en la ducha.

Para elegir la potencia de calefacción debemos tener en cuenta: m2 de vivienda,  zona climática o aislamiento térmico

Para la potencia del ACS, debemos mirar el número de baños de la vivienda y necesidades de las personas que viven en ella.

A continuación te facilitamos una tabla orientativa de la potencia mínima que necesitaría la caldera según características de la vivienda:

vivienda

m2 vivienda

numero de baños

nº baños

calefacción

KW calefacción

agua caliente sanitaria

KW agua caliente

Hasta 100 m2 1 24 kW 24 kW
Hasta 180 m2 2 24 kW 28 kW
Hasta 180 m2 3 28 kW 35 kW
Más de 180 m2 3 30 kW 35 kW

Escoger una caldera un poco más potente dará un extra de confort en la calefacción y el ACS.

Caudal del agua caliente sanitaria

El caudal de ACS corresponde a la capacidad o presión que necesitamos y variará según el número de baños y uso del ACS. Para una vivienda estándar, el caudal puede ir desde los 11 hasta los 24 litros/minuto.

CAUDAL ACS VIVIENDA
11 l/min Para 1 ducha
14 l/min Para 1 fregadero + 1 ducha o bañera
17 l/min Para 2 duchas a la vez
21 l/min Para 1 ducha + 1 bañera a la vez
24 l/min Para 1 ducha + 1 bañera + 1 fregadero a la vez
28 l/min Para 2 bañeras simultáneas + 1 fregadero

La importancia del diseño para conseguir un funcionamiento óptimo en las calderas de condensación

Las calderas de gas de condensación han evolucionado mucho en los últimos años: tanto en relación a los materiales que se usan para darles formas, en el diseño, así como en la tecnología de control y regulación.

Actualmente, podemos encontrar calderas con diseños y sistemas únicos: tendrán el principal objetivo de intentar retener la energía el máximo tiempo posible. Incluso aunque trabajen con temperaturas de impulsión elevadas, si el diseño es bueno, se podrá recuperar con facilidad el calor latente y así la eficiencia energética será óptima.

Otra de la ventaja de elegir calderas de gas de calidad es que los materiales y el proceso de fabricación que se ha empleado permite que ese modelo sea mucho más resistente a la corrosión y a la acidez (los humos podrían producir estas agresiones).

Una caldera de gas debería tener la capacidad de adaptar su temperatura en base a la demanda. Para ello, cuenta con termostatos modulantes y sondas exteriores, según lo que establece el IT 1.2.4.1.2.1. Esto hace que la temperatura sea altamente eficiente, ya que no siempre tendrá que estar consumiendo exactamente lo mismo, sobre todo si no se necesita la misma eficiencia.

El principal propósito del uso de estas tecnologías es aumentar la eficiencia del sistema, reducir el consumo de nuestra factura del gas y reducir el impacto del hombre en la Tierra, evitando la proliferación de gases como el dióxido de carbono o de óxidos nitrosos.

 

Ventajas de las calderas de condensación

Ya hemos visto algunas ventajas de las calderas de condensación en los puntos anteriores. Pero si estás pensando en comprar uno de estos aparatos, es muy importante que las tengas en el mismo apartado, para que te sea fácil tomar una decisión:

Alto rendimiento

Las calderas de condensación consiguen una buena eficiencia debido a que pueden aprovechar el propio calor que viene de la combustión. En lugar de la forma de proceder de las calderas de gas que no son de condensación, aprovechan este calor y lo transforma en energía.

Están consideradas como las calderas más eficientes que existen, incluso hasta pueden llegar a superar el 100% del rendimiento.

Ahorro en la factura del gas

Teniendo en cuenta todos los gastos que tenemos, cualquier ahorro puede ser muy importante. Con las calderas de condensación es posible ahorrar una cantidad energética que oscila entre el 15 y el 30% en la factura del gas.

Este porcentaje dependerá mucho del modelo en si del que estemos hablando, así como de si se trata de uno nuevo que aproveche lo último de lo último en tecnología, o bien de uno antiguo.

Mayor eficiencia energética

Esta tecnología es capaz de aprovechar el poder calorífico del combustible valiéndose del PCS. Las calderas de gas que no son de condensación tan solo pueden usar una parte de ese poder calorífico, el PCI.

Es decir, que tienen capacidad para aprovechar el calor latente de la combustión, y no tan solo el calor sensible.

Contribuye a reducir las emisiones de gases

Las emisiones de gases como el dióxido de carbono o los óxidos de nitrógeno son letales para la naturaleza. Su acumulación puede afectar a nuestra atmósfera de una manera irreparable. Las calderas de gas antiguas, por su manera de funcionar, emiten una gran proporción de estos gases.  Y lo peor de todo es que no solo solo perjudiciales para el Planeta, sino también para nuestra salud.

Gracias a la manera de funcionar de una caldera de condensación, las emisiones de NOx y de CO2 se verán disminuidas en una proporción muy elevada. Esto es debido a que el sistema de combustión se ha visto mejorando, elevando el rendimiento y disminuyendo el consumo de combustible.

Son silenciosas

Otra de las ventajas de las calderas de gas de condensación es que están preparadas para funcionar de manera silenciosa, de tal forma que no resulte una molestia siempre que las pongamos, y que no molestemos a nadie del hogar.

Cuando buscamos climatizar cualquier lugar de nuestra casa u oficina, buscamos un determinado confort. No tiene mucho sentido que, a cambio de subir o bajar la temperatura, tengamos que enfrentarnos a un ruido insoportable que pueda afectar a la experiencia.

Si estás buscando una forma de climatizar el espacio, sin que resulte incómodo por el ruido, las calderas de condensación es lo que buscas.

Presencia de intercambiador de calor

Las calderas de condensación cuentan con un elemento clave que las hace funcionar, y este recibe el nombre de intercambiador de calor. Tiene el papel de conseguir un mayor rendimiento, además de reducir la cantidad de partículas contaminantes que se lanzan a la atmósfera.

Ayudas

Cambiar tu clásica caldera de gas, por una caldera de condensación, te puede salir más barato de lo que te piensas. En algunas Comunidades se ofrecen subvenciones para cambiar nuestras clásicas calderas por una mucho más eficiente; habrá que tener presente que se deben cumplir algunos requisitos, y que estas ayudas no siempre están vigentes.

En cualquier caso, nunca está de más echar un vistazo a las posibles subvenciones, ya que te puedes ahorrar más dinero del que te crees.

Mantenimiento sencillo

El mantenimiento de las calderas de condensación es sencillo de llevar a cabo, además de muy rápido y altamente efectivo. Esto no quiere decir que nos podamos olvidar de mantener la caldera en buenas condiciones (un buen mantenimiento es lo que conseguirá alargar su tiempo de vida útil), pero podemos estar un poco más relajados al no requerir de una atención continuada.

Ahorro

Y, por supuesto, con las calderas de condensación podremos ahorrar.

Cambiar la caldera de gas por una nueva de condensación puede ser una importante inversión en un primer momento, pero no tardaremos en verla amortizada.

Estamos hablando de ahorrar una cantidad mínima de un 15% en energía, que puede llegar a ser de un 30% si tenemos un modelo más moderno, que aproveche mejor la energía.

Se calcula que la inversión se habrá amortizado en un plazo de entre 4-5 años. Comparando esta inversión con la que podemos hacer con otros aparatos de climatización, es la que más rentable nos resulta.

calderas-gas-condensacion.jpg

Algunas preguntas habituales de las calderas de condensación

Para que puedas conocerlo todo sobre las calderas de condensación, estas son algunas de las preguntas/respuestas más comunes:

¿Es rentable tener una caldera de condensación con radiadores?

Las calderas de condensación es un tipo de equipo que nos ayuda a conseguir hasta un 15% más de eficiencia en comparación con cualquier otra caldera estándar. Lo mejor de todo es que, incluso en las peores condiciones de funcionamiento, el rendimiento será muy bueno.

En el caso de que ya tengamos radiadores, nos estaremos preguntando si tiene sentido que estén relacionados con la caldera de condensación. Lo cierto es que se integran a la perfección: la caldera de condensación conseguirá que los radiadores se encuentren lo suficientemente cálidos o tibios (dependiendo de la demanda) para conseguir el confort que queremos en el hogar, pero evitando que se dispare el consumo.

¿Cuánto pueden condensar las calderas de condensación?

Imaginemos una casa en Madrid, con una instalación de radiadores. En este supuesto, se calcula que las calderas de condensación serán capaces de condensar hasta un 82% del tiempo.

En pleno invierno, con una temperatura exterior extrema, cualquier instalación debería funcionar a una temperatura más baja. Esto hará que la caldera condense y conseguirá rendimientos elevadísimos que, incluso, pueden parecer imposibles. Además, se obtiene un mayor confort en el hogar y la temperatura se mantiene durante mucho más tiempo.

 

Algunos consejos rápidos para ahorrar con una caldera de condensación

Y terminamos con estos consejos que te permitirá conseguir un rendimiento todavía superior con las calderas de condensación:

  • Termostatos programables: Se recomienda el uso de dichos elementos en una ubicación correcta.
  • Ventilación: No se recomienda ventilar más de 5 minutos. Se calcula que este tiempo será más que suficiente para que se renueve el aire del ambiente, y que no llegue a afectar a la inercia del lugar.
  • Mantenimiento de la temperatura: Conseguiremos el máximo ahorro posible con las calderas de condensación si evitamos que la temperatura del hogar pueda a bajar de los 18ºC.
  • Persianas: A través de las ventanas se puede perder mucho calor. Por eso, los expertos recomiendan bajar las persianas de aquellas estancias que no estén habitadas.
  • Espacio en radiadores: Además, hay que tener mucho cuidado de dejar el espacio correspondiente sobre y alrededor de los radiadores (evitar cubrirlos). Tan solo así podremos conseguir una buena transmisión y distribución de la temperatura, llegando a ese nivel de confort que hemos estado buscando.

Estas son las principales particularidades de las calderas de gas condensación. Ahora que ya las conoces, echa un vistazo a esta sección para elegir el modelo que cubra tus necesidades.

¿Cómo comprar una caldera de gas?

Ya sabes la caldera que necesitas. Ahora, ¿cómo comprarla?

Comprar una caldera en Ahorraclima es muy fácil. Entra en la ficha de producto de la caldera de gas condensación que desees comprar en nuestra web. Haz clic en comprar y completa el formulario.

Puedes elegir entre varias opciones de pago:

  • Pago por tarjeta
  • Pago por transferencia bancaria
  • Pago mediante financiación

Nuestras garantías y plazos de entrega

Todos nuestros productos tienen una garantía de dos años.

Además, ofrecemos el servicio de transporte gratuito para todo nuestro catálogo con un tiempo de 24h a 72h.

En cualquier momento podrás pedir asesoramiento con nuestros agentes especializados con conocimientos técnicos y amplia experiencia en el sector, que podrán ayudarte a escoger el producto más adecuado para ti.

valores-de-marca-nuevos_2.jpg